Invertir en formación, clave para acabar con la brecha de talento digital

  • Actualidad

Salesforce. Digital Skills

La demanda global de trabajadores con habilidades digitales nunca ha sido mayor, pero existe un déficit claro en este campo, ya que, a nivel mundial, casi tres de cada cuatro personas creen que carecen de los recursos para aprender las habilidades digitales necesarias para tener éxito.

Del Digital Skills Index 2022, que acaba de hacer público de Salesforce, se desprende que los trabajadores son consciente de la relevancia de estas competencias para su futuro, y el 82% de los encuestados en Digital Skills Index tiene previsto actualizar sus conocimientos, aunque cada persona aprende de manera diferente.

La compañía ha profundizado en esta edición del informe en los datos los diferentes perfiles de aprendizaje de competencias digitales, y los divide en tres categorías:

Los “Estudiantes del futuro” tienen esperanza y son ágiles
Los Future Learners son “Buscadores de Habilidades” y “Estudiantes Proactivos”, se sienten preparados para adaptarse al cambio y confían en su capacidad para seguir el ritmo. Este grupo aprende mejor visualmente, a través de actividades prácticas.

A pesar de que se sienten más preparados y confiados para prosperar, a estos empleados les gusta afrontar retos y aprender continuamente: el 94% afirma que se quedaría en su empresa más tiempo si ésta invirtiera en su desarrollo.

Dotar a estos empleados de los recursos necesarios para estar a la cabeza de los rápidos cambios tecnológicos y de una fuerza de trabajo competitiva les ayudará a desarrollar sus carreras. Esto podría crear nuevas oportunidades de negocio para poner en práctica sus habilidades digitales, y apoyar la retención de talento con empleados motivados.

Los Face-Value Learners están preparados para las competencias actuales
Son alumnos “que viven el momento” y se consideran “preparados” para las competencias digitales y se sienten cómodos en los entornos de trabajo actuales. Las mujeres (55-58%) representan la mayoría. 

Por ejemplo, el estudio de Salesforce indica que la tecnología colaborativa es un área de mejora reconocida, ya que sólo el 25% de los encuestados de este grupo se califican como "avanzados" en esas habilidades. Además, pocos encuestados de la Generación Z se ven como "avanzados" en áreas como programación (20%), la ciberseguridad (18%) y la inteligencia artificial (7%), pero reconocen su importancia.

Para ayudar a cerrar la brecha de habilidades digitales entre este grupo, las empresas deberían invertir en incentivar a estos empleados a participar en programas de formación para abordar las habilidades digitales críticas —en las que reconocen estar moderadamente rezagados– en el lugar de trabajo.

Los “Estudiantes familiares” acaban de empezar su viaje
Estos son definidos como “buscadores de habilidades cotidianas” y alumnos “tímidos”, se sienten preparados para adaptarse al cambio y desarrollar las habilidades digitales necesarias.

Este grupo está operando a un nivel de principiante en las habilidades digitales en el lugar de trabajo y no las está desarrollando activamente (por ejemplo, la encriptación y la ciberseguridad, o el comercio electrónico). Representados mayoritariamente por mujeres (61-64%), se encuentran en las primeras etapas de su preparación para el puesto de trabajo digital y a veces no saben por dónde empezar. A este tipo de empleado le viene bien contar con un tutor y contactar con “Estudiantes del futuro” deseosos de ayudarles a desarrollar las habilidades para tener éxito.

Salesforce proporciona a los trabajadores y a las empresas información para ayudarles a mejorar sus competencias de forma más eficaz, flexible y rápida como Trailhead, una plataforma de formación gratuita, entre otras iniciativas.

Más información

Pocos sectores en un momento tan cambiante como el de la tecnología, y pocos con su potencial de impacto en todos los demás. El sector tecnológico es excitante y tremendamente especializado, y es en este entorno lleno de retos en el que The IT Sales Institute se mueve con la solidez y capacidad de aportar valor de quienes llevan decenas de años ayudando a más de 100 de las empresas tecnológicas líderes mundiales a que su negocio sea más sano y exitoso. ¿Cómo? Ayuda a encontrar a los profesionales adecuados, forman a los equipos, y acompañan a sus dirigentes para que mejoren su liderazgo.